Descargar MalĂș. Toda, Miguel Ángel Bargueño

Libro: MalĂș. Toda Autor: Miguel Ángel Bargueño Editorial: Libros CĂșpula GĂ©nero: Actualidad PĂĄginas: 232 ValoraciĂłn:
(4.2/5) - 977 Comentarios

Para descargar este libro es necesario crearse una cuenta gratis

Sinopsis

BiografĂ­a no autorizada de MalĂș: TODA

En este nuevo libro, el autor, investiga la vida de MarĂ­a LucĂ­a, mejor conocido como MalĂș, una famosa y exitosa cantante que lleva el arte en sus venas. La mĂșsica para ella estuvo en su familia por años, y aunque nadie sabĂ­a si su camino se enrumbarĂ­a hacia un destino musical, sorprendiĂł a todos desde muy pequeñas y hoy se consagra como una de las mejores artistas españolas de talla mundial en el gĂ©nero del pop, donde a veces incluye al flamenco, su origen y pasiĂłn primera. 

Esta vez es MalĂș quien pondrĂĄ brillo a un libro escrito minuciosamente y con detalle sobre la mĂșsica, su vida. Una biografĂ­a que resplandece desde sus antepasados, y es que libro comienza de esa manera, apariencia MalĂș apenas al final del primer capĂ­tulo. Miguel Ángel Bargueño  se introduce en la vida de MalĂș desde sus familiares, y es que es imposible no hacerlo desde su abuelo, ya que el mismo autor, coloca en contexto otras historias de grandes mĂșsicas cuyas familias fueron determinantes en su destino, porque todos resplandecen con melodĂ­as, por ejemplo: Johann SebastiĂĄn Bach pertenecĂ­a a una privilegiada estirpe de mĂșsicos alemanes; su padre, su abuelo, su bisabuelo, su tatarabuelo, asĂ­ como varios de sus hijos —en especial, Carl Philipp Emanuel Bach— exhibieron a lo largo de sus vidas notables dotes para la mĂșsica. 

En ese sentido, y mĂĄs debajo de esta introducciĂłn el autor se hace la siguiente pregunta “¿el talento musical se hereda? Un grupo de cientĂ­ficos de Finlandia se propuso averiguarlo en 2008 tras analizar el ADN de varias familias, concluyĂł que la aptitud musical es «una habilidad innata que se asocia con varias variantes genĂ©ticas predisponentes». O lo que es lo mismo: que la aptitud para la mĂșsica se lleva en los genes “. 

La historia de MalĂș comienza muchos años antes de su nacimiento, su nombre y apellido estĂĄ vinculado a los grandes del flamenco, mĂșsicos exitosos, y una vena artĂ­stica que conoce toda España, la venera y la disfruta. Miguel Ángel Bargueño comienza entonces contĂĄndole al lector, de dĂłnde viene la familia de MalĂș. “Su padre es un destacado cantaor flamenco, ademĂĄs de compositor y productor; su madre estuvo en un conjunto de flamenco-pop; uno de sus tĂ­os fue el mĂĄs legendario guitarrista español del siglo xx y autor de algunas de las piezas clave del flamenco contemporĂĄneo; otro tĂ­o, tambiĂ©n guitarrista, acompañó a CamarĂłn; su hermano, ademĂĄs de compositor, mantiene vivo el culto familiar a las seis cuerdas. La propia MalĂș es una consumada cantante y aplicada compositora que ha sabido, a base de destreza, esfuerzo y determinaciĂłn, ganarse al pĂșblico y ser dueña de su destino en una industria dubitativa y autoritaria, muchas veces en manos de hombres que no supieron enfocar su carrera. Hay que remontarse a los años treinta del siglo xx, en Algeciras, para documentar el alumbramiento de una de las dinastĂ­as mĂĄs prolĂ­ficas de la mĂșsica popular española. AllĂ­ se casaron en 1934 Antonio SĂĄnchez Pecino y Luzia Gomes Gonçalves” 

En este sentido, y por los cuatro costados, los miembros de la familia de MalĂș destacan y brillan con luz propia siempre tomados de la mano del flamenco, que actualmente es Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, siendo este una mezcla de andaluces, gitanos, e incluso africanos, teniendo su como una expresiĂłn de dolor, alegrĂ­a, rabia, y tristeza. De esta manera, y con un pulso de la historia preciso, el autor cuenta el repertorio de la familia, antes del nacimiento de MalĂș. 

Siguiendo con la historia, el autor comenta que La progenie de Antonio y Luzia estĂĄ formada por MarĂ­a (nacida en 1937), RamĂłn (1938), Antonio (1942), Pepe (1945) y Paco (1947). Pepe, padre de MalĂș, declaraba que su padre le enseñó que “solo tiene la libertad quien sabe conquistarla todos los dĂ­as. La perseverancia, el estudio, no poner una mano en la espalda y decir “quĂ© bonito”. Que hay que aprender y escuchar, que no se acaba de aprender nunca”, eso forjĂł su carĂĄcter como mĂșsica, y junto a su hermano, comenzaron a tocar desde muy pequeños en tablaos flamencos, atendieron programas radiofĂłnicos, viajaron a Madrid, aparecieron en TelevisiĂłn Española, y finalmente los contrataron para un disco, asĂ­ comenzĂł para ellos una carrera que darĂ­a mucho de quĂ© hablar y cambiarĂ­a el rumbo del flamenco para siempre.

 Las composiciones, las melodĂ­as y la guitarra de Paco de lucĂ­a, tĂ­o de MalĂș, son universales y patrimonio nacional, no hay persona que no se haya encantado en sus gotas de agua, en manera de tocar, de ser y sentir el flamenco. La historia habla por sĂ­ sola, recordando que fue Paco de lucĂ­a quien agregĂł la caja o cajĂłn al flamenco como percusiĂłn, pues antes el flamenco solo se componĂ­a de una guitarra, el cante y las palmas. 

El autor, se afinca a la historia por el sentir flamenco, porque es imposible ignorar un antecedente familiar de esa calidad, entre mĂșsica, flamenco y guitarras, naciĂł MarĂ­a LucĂ­a, a quien apodaron MalĂș, porque su nombre era muy largo para una cosa tan pequeña, relata la historia. Su madre comenta que MalĂș, cuando chica, era una niña muy traviesa. Era una mica, gateando. Yo estaba acostumbrada a mi niño, que es cinco años mayor que ella. VivĂ­amos en el mismo piso. HabĂ­a un mueble con el televisor, y el niño se iba gateando hasta allĂ­ y le decĂ­a: “Quieto, ahĂ­ no se toca”. Se daba la vuelta y se iba. Cuando naciĂł ella, hacĂ­a lo mismo, porque estaba en el mismo sitio. Le decĂ­a: “AhĂ­ no se toca”. Y ella decĂ­a: “¿No se toca? ÂżPor quĂ© no?”. Y seguĂ­a. Y yo: “Oye, oye”. Y tocaba.»En vez de jugar con muñecas, lo hacĂ­a con soldados. Sus padres no creĂ­an que ella serĂ­a cantante, aunque la escuela tampoco era lo suyo, y asĂ­ lo dejĂł ver en la televisiĂłn cuando apareciĂł por primera vez. 

Con diez años, MalĂș apareciĂł por primera vez en televisiĂłn. Fue el 30 de julio de 1992, en el programa de Canal Sur Jacaranda, en el que estaban entrevistando a su padre. La presentadora, Carmen Abenza (tambiĂ©n cantante), aprovechĂł que la pequeña estaba sentada en el platĂł para hacerle unas preguntas. « ÂżA quĂ© te dedicas?», quiso saber. « ÂżYo?», dijo con desparpajo la niña. Se encogiĂł graciosamente de hombros y respondiĂł: «A nada». La respuesta resulta bastante clarificadora del uso que MalĂș le estaba dando al colegio. A continuaciĂłn, y dado que el programa se emitĂ­a en pleno verano, Carmen Abenza le preguntĂł por sus hĂĄbitos en vacaciones. MalĂș volviĂł a encogerse de hombros y, soltando una risita de suficiencia, como si le hubiesen formulado la pregunta mĂĄs tonta del mundo y su respuesta fuese del todo obvia, repuso: «Estoy todo el dĂ­a en la playa». Porque, aunque la infancia de MalĂș transcurriĂł en Madrid, los meses de verano en Algeciras, la cuna de los SĂĄnchez, le dejaron una huella indeleble.

La primera vez que su padre la escuchĂł cantar fue en su habitaciĂłn y la anĂ©cdota es totalmente pintoresca, asĂ­ lo relata el autor: “Nadie sabĂ­amos que cantaba. Un dĂ­a iba yo subiendo por la escalera y veo al padre asĂ­ con la oreja puesta en el cuarto de ella. Dice: “Ven, ven, ven”. Digo: “¿QuĂ© pasa?”. Y dice: “EscĂșchala cantar”. Y estaba cantando Celine Dion o Mariah Carey. Dije: “Guau, canta bien”. Pero se quedĂł ahí». «Aparte del flamenco, que era la base, escuchaba cosas mĂĄs pop, artistas femeninas, rollo Celine Dion, Mariah Carey, Whitney Houston, por ahĂ­; y luego tenĂ­a tambiĂ©n una parte como muy agresiva y esa era la variante del heavy metal de mi hermano. Iba y le robaba los discos, el heavy de los ochenta: Iron Maiden, Metallica, Pantera, Manowar… Nada de lo que escuchaba tenĂ­a que ver con nada, pero me encantaba»

Con esta influencias, mĂĄs el flamenco en sus venas, MalĂș forjĂł desde los 15 años una carrera que la pondrĂ­a entre las cantantes mĂĄs famosas de España, con semejante familia, no podrĂ­a ser de otro modo, su belleza reluce apenas abre la boca, su voz delicada, enorgullece a cuĂĄnto español la escuche, pues lleva el sentir flamenco en sus venas, el quejĂ­o, el temple, la sutileza y el carraspeo en su garganta son caracterĂ­sticos de una gran cantante española, y de las mejores de su generaciĂłn. 

Conoce mĂĄs al autor:

Miguel Ángel Bargueño, es un escritor que comenzĂł como periodista, especializado en mĂșsica. Tiene aproximadamente treinta años de trayectoria, y ha sido director de La Revista 40, ha escrito tambiĂ©n Las chicas son rockeras, a los que se le suma la biografĂ­a no autorizada de MalĂș. Actualmente escribe en la pĂĄgina web de El paĂ­s, y tambiĂ©n en Los40.com y en otras revistas como Fashion & Arts y Dear.

 

BĂșsquedas Relacionadas

MalĂș. Toda pdf, MalĂș. Toda pdf gratis, MalĂș. Toda epub, MalĂș. Toda epub gratis, MalĂș. Toda Miguel Ángel Bargueño